Radoncic noquea al Gran Canaria y habrá Real Madrid-Barça en semis

El Real Madrid y el Gran Canaria se enfrentaban en el último cruce de cuartos de la jornada. Sabiendo que el Barcelona esperaba en semifinales, ambos equipos llegaban relativamente descansados tras sus duelos de octavos de final. El Gran Canaria dominó el encuentro hasta que en el último cuarto Dino Radoncic hizo acto de presencia. El tiempo extra se le hizo muy largo al equipo canario. El montenegrino se tomó la justicia por su propia mano para acabar con 28 puntos y llevar a los suyos a las semifinales.

El Gran Canaria inició el partido muy serio y concentrado, con un parcial de 4-0 de inicio que sorprendía al Madrid, teórico favorito para hacerse con la plaza de semifinales. Los primeros compases fueron dominados por los canarios Santana y Faye, que encendían rápidamente las alarmas de los blancos. Para el cuadro madrileño, únicamente Mc-Carthy aportaba en labores ofensivas y Javi Juárez se vio obligado a solicitar tiempo muerto para frenar el vendaval de los isleños. El parón surtió efecto y el Madrid se repuso con un parcial de 0-8 que dejó la ventaja canaria en tres puntos al final del primer asalto (17-14).

Nuevamente, los canarios retomaron la competición mejor que los blancos. Santana continuaba acertando desde el perímetro mientras que Faye, que caería lesionado en el ecuador del segundo período, hacía estragos en la pintura de los capitalinos. Calcando la dinámica del primer cuarto, Juárez tuvo que parar el partido para que los blancos, por medio de Campara y de grandes detalles técnicos de Radoncic, redujeran la desventaja. El incremento de la intensidad defensiva blanca se hizo notar y al intermedio se llegó con 31-25 favorable a los canarios y con todo por resolver en la segunda parte.

Ambos equipos volvían a pista en la segunda mitad con las pilas cargadas y el Gran Canaria podía contar nuevamente con su poste Faye. Los pívots canarios seguían haciendo daño en la pintura pero el Real Madrid mostraba una imagen mucho mejor que la primera parte. Francisco Salvador, pese a llevar un solo punto, lideraba a su equipo en intensidad. Sani Campara era el mejor de los suyos y ante el poco acierto de Radoncic en ataque, dirigía a los blancos en transición. Javier Juárez tenía que volver a parar el partido con el +10 de los isleños. Un arreón final del Madrid dejaba todo por decidir en el último cuarto (43-41).

EL EFECTO DINO RADONCIC

Radoncic encontraba por fin aro y anotaba un triple para colgarse del aro en la siguiente jugada también. Con su estrella enchufada, el Madrid se ponía a un punto. El Gran Canaria tenía que pedir un tiempo muerto viendo que los de la capital se les echaban encima. Con Mc-Carthy en el banquillo, el Madrid buscaba jugadas en transición una y otra vez. Otra penetración de Radoncic, que recibía falta, servía al Madrid para empatar el encuentro a falta de 3:30. Llegaba el encuentro 62-62 a falta de 19 segundos con posesión para el Real Madrid y tiempo muerto de los blancos; no conseguían anotar, lanzamiento lejano de Salvador y el partido se iba a la prórroga.

Un canastón de Radoncic tras aclarado ponía a los madrileños dos arriba por primera vez en todo el encuentro. Desde el momento en el que el Real Madrid volvió a verse en el partido, las tornas del encuentro habían cambiado: solidez defensiva y eficacia en ataque. Gran Canaria, seis puntos por debajo, se lo jugaba todo a las últimas posesiones pero no conseguía la épica y cedía el triunfo al Real Madrid por 69 a 65.

ESTADÍSTICA

Author: bilbaojunior2017

Share This Post On